Globalización, políticas educativas, crisis económica y educación.

      En primer lugar trataremos la globalización como un fenómeno, pero para hablar de ella antes debemos conocer cuándo y cómo comenzó. La globalización empezó en la década de los setenta “y su desarrollo posterior, fue posible gracias a la decidida intervención de los Estados, que hicieron posible la desregulación de los mercados, el libre comercio y la expansión de la inversión” (De Puelles, 2009: 5). Manuel de Puelles aporta además que este proceso de globalización económica incluye grandes zonas o países pero muchos otros quedan fuera de este proceso, como es el caso de África.

     Dentro de este proceso encontramos avances que serán irreversibles, como las nuevas tecnologías de la información y del conocimiento “que están demostrando una enorme capacidad para incrementar la productividad y el crecimiento económico” (De Puelles, 2009: 3), siendo muy positivo para la sociedad en su conjunto. Pero también existen aspectos negativos, como nos muestra Manuel de Puelles, dado que se produce un aumento en las desigualdades internas e internacionales, valorando por encima de todos los demás aspectos de la vida social los de carácter económico.

    Por tanto, la globalización es inevitable, lo importante como profesores es tener una perspectiva crítica respecto a esta globalización. Está presente en todos los ámbitos y también en el educativo. A nivel de escuela se ha notado mucho esta globalización, cada vez hay mayor variedad de nacionalidades en las clases. También a nivel curricular con la implantación del inglés, como afirmaron Francesc Pedró y José Manuel Rolo, (recogido en “Problemas actuales de la política educativa” de Puelles, 2006) “Se está produciendo una convergencia curricular en los sistemas educativos, cuya fuente son principalmente los modelos occidentales. Entre los contenidos que convergen se subrayan los relativos a la lengua inglesa y la informática” (Pedró y Rolo, 1998: 266-271). Así mismo cada vez encontramos un peso más notable en lo que se refiere a los idiomas y el bilingüismo en las escuelas, para introducir a los niños en esta sociedad globalizada.  Pero esto no es todo, la globalización ha traído consigo el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información, llegando esta realidad a las aulas e introduciéndose en la vida del colegio.

     En el terreno económico la globalización ha afectado a la educación, ‘’los gobiernos se encuentran presionados, por varios motivos, a reducir el gasto público en general, siendo el gasto en educación uno de los más afectados. Ello ha supuesto un debilitamiento general de la educación pública’’ (De Puelles, 2009: 4), asimismo la privatización cada vez está más presente y ello implica mayor gasto para las familias, como indica Manuel de Puelles, un hecho que crea mayores desigualdades en esta época de crisis económica. En este sentido la crisis económica afecta a la educación y directamente también a las políticas educativas. La descentralización y la privatización son los dos mayores efectos que ha producido la globalización en la educación.  La descentralización dando poder de decisión a comunidades autónomas y disminuyendo la centralización de la educación en el estado. En este sentido se intentaba reducir el gasto que les costaba a las administraciones estatales todo el tema de la educación, intentando crear escuelas más eficaces, aunque no está probado que la descentralización y la privatización de la educación aporte estas mejorías, según nos muestra Manuel de Puelles en sus conclusiones. De este modo la privatización de las escuelas restringe el poder de decisión de las familias, que ven como por sus condiciones económicas no pueden acceder a este tipo de educación, favoreciendo unas escuelas y cerrando otras tantas. Encontrándonos en una situación de crisis la educación se ve afectada como el resto de temas públicos. Existe un descenso en el número de profesionales a cargo de la educación, menos dinero por parte del estado destinado a la educación, menor apoyo, menores recursos humanos, menos inversión en nuevas tecnologías, en investigación, probablemente la crisis económica lleve a un descenso de la calidad educativa en los centros, entre otros efectos de la crisis en la educación española que aporta Calero, 2013: 12-13.

      Es en este momento en el que debemos conocer las políticas educativas en España. El gobierno estatal establece la norma básica, la ley estatal de educación para unificar y mostrar igualdad en toda España. En el siguiente nivel encontramos las comunidades autónomas, las competencias están descentralizadas. Cada comunidad tiene una ley autonómica de educación, la cual no puede contradecir la ley estatal (LOMCE). El estado tiene competencia para regular las bases, generar igualdad y proporcionar la financiación pero la mayoría de competencias las tienen las autonomías, el peso de la política educativa lo tienen las comunidades. A nivel local encontramos: a nivel municipal el concejal de educación y a nivel provincial el diputado de educación, en el caso de España. Este nivel ofrece un papel de apoyo al centro, auxiliar del mismo. El centro es el siguiente nivel de política educativa, el cual no dispone de gran autonomía, como es el caso de los presupuestos, que vienen totalmente cerrados por parte de la administración. De acuerdo con esto hay mucho margen en cuanto a políticas educativas a nivel regional, pero además existen muchos cambios de ley puesto que con cada legislación en España se crea una ley estatal nueva. Pero este no es el caso de todos los países, dado que en otros el peso de la gestión lo tiene el centro. Estas políticas crean desigualdades en las diferentes comunidades, en aspectos como la jornada escolar, el bilingüismo, la gratuidad de los libros de texto, la introducción de las TICs, la atención a la diversidad, entre otras desigualdades autonómicas que apunta J. Jiménez. Estas desigualdades también nos afectan a nosotros como futuros docentes, creando desigualdad de oportunidades en las oposiciones, con el idioma propio de cada comunidad autónoma, en la formación, etc. Así, un pacto en educación sería lo ideal para unificar la educación en España, y es el gran reto de la política española.

    Además volviendo con la globalización, ésta produce competitividad entre los diferentes colectivos, pudiendo ser beneficiosa o perjudicial. “El acento en la competición puede significar un esfuerzo por el desarrollo de las mejores competencias y habilidades de la población, pero sin olvidar por ello otras dimensiones del ser humano, especialmente la cooperación y la solidaridad entre los hombres” (De Puelles,2009: 5)

     En definitiva, podemos considerar que el proceso de globalización es inevitable ya que pertenecemos a una sociedad que está en constante evolución, pero en la forma en que esto influye en el ámbito educativo estoy de acuerdo con Manuel de Puelles, “se puede mantener una formación básica que sea de calidad y promover unos niveles superiores de alta cualificación, se puede facilitar el desarrollo de un currículo acorde con las necesidades de la globalización y promover al mismo tiempo la identidad cultural, se puede mantener la prioridad de la educación pública en la política del gasto y fomentar una adecuada emulación con las escuelas privadas, etc” (De Puelles,2009: 6). Como futuros maestros es una tarea que nos compete y de la cual debemos tener conocimiento, ya que pertenecemos a esta globalización, y así mismo desarrollar de la mejor manera nuestra labor como docentes.

    Antes de finalizar dejo la opinión de Florentino Felgueroso sobre la situación educativa con la crisis, la globalización y otros aspectos como las nuevas tecnologías.globalización1

https://www.youtube.com/watch?v=m-Z7nTLQgqQ

Por último he encontrado esta divertida imagen por la red sobre la globalización que vivimos, un ejemplo humorístico de este mundo tan interrelacionado.

globalización2.jpg

¡Hasta la próxima entrada!

Bibliografía:

  • CALERO, J y CHOI, A (2013). Educación y políticas educativas en el Estado de las Autonomías. Foro de las Autonomías, pp.12-13
  • DE PUELLES BENÍTEZ, M (2009). “Globalización, Neoliberalismo y Educación”. En Revista de Inspectores de Educación de España, 11, pp.1-6.
  • DE PUELLES BENÍTEZ, M (2006). Problemas actuales de política educativa. Madrid: Ed. Morata, p.92
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s